Usa protector solar

Sol

El mayor peligro para los zombies no són los humanos como muchos quieren creer. Los humanos son comida y zombies en potencia. ¡Los humanos generan zombies! El mayor peligro són los elementos de la naturaleza. Nieve. Rios desbordados. Cosas así pueden arruinarte la existencia. Uno especialmente nocivo es el Sól. Como humanos sabemos como protegernos de él. Los zombies no son tan cuidadosos. Un zombie va a tener problemas con el Sól. Especialmente si habita en algún lugar muy soleado.

Un zombie no es como un humano. El corazón de un zombie no late. La sangre no recorre su cuerpo. Los pulmones no bombean aire. No suda. No tiene mecanismos naturales para deshacerse del exceso de calor. Como tampoco son de sangre caliente no es que importe demasiado. Excepto si hace mucho Sól. Los zombies no beben agua y si llevan tiempo sin ingerir sangre humana y el Sól aprieta se arriesga a deshidratarse. En un humano una deshidratación excesiva puede llevarle a la muerte. Los zombies no mueren así que su destino es diferente. El cuerpo pierde agua. Se deshidrata. La piel del zombie comienza a agrietarse por la sequedad y se forman pequeñas heridas pro todo su cuerpo. En especial en los pliegues de la piel como boca, nariz y codos. Después el agua se evapora de los músculos y tendones para lacanzar finalmente los huesos.

Para que, siendo un zombie, consigas evitar los peligros del Sól, es importante que comiences a cuidarte la piel. Veamos cuales son las consecuencias de no cuidarse.

1º fase: La pasificacion

Zombie durmiendo siesta estilo mexicano arrugado como pasa

Los zombies suelen evitar el Sól de mediodía por los peligros que supone. Sin embargo, cuando percive que el riesgo vale la pena, puede lanzarse a la caza en pleno desierto. Muchos humanos creen que están a salvo de los zombies en medio del desierto. Suele ser el último error que cometen. El zombie es inmune al dolor. No nota los efectos psicológicos de la deshidratación. No se insola. No tiene dolores de cabeza. Ni mareos. El zombie es inmune al calor. Excepto si el calor es en forma de fuego. El fuego tiene la mala costumbre de reducir a cenizas los zombies. Cuando un humano feliz camina por el desierto y se cree a salvo de los zombies se encuentra con una desagradable sorpresa. Al hacer tanto calor suda mucho. El viento transporta su olor. Ese olor que vuelve locos a los zombies. Los zombies comienzan su persecución implacable. Al poco el humano está agotado, insolado, con yagas en la espalda y los pies. La vista se le nubla y su mente comienza a imaginar oasis y palmeras. En ese estado, cuando el alcanzado por los zombies, acepta de buen grado transformarse en uno de ellos. En alcanzar la inmortalidad.

Después de pasarse todo el día cazando humanos expuesto al Sól el zombie ha perdido una buena cantidad de agua. Si no consigue la captura no consigue beber la cantidad de sangre necesaria para reponer el líquido perdido. CUando tu cuerpo pierde agua también pierde el volumen que el agua ocupaba. Pero sigues teniendo la misma cantidad de piél. Piel que ahora cubre menos volumen. La consecuencia es que el zombie empieza a arrugarse. A más perdida de líquidos mayor es la cantidad y profundidad de las arrugas. Lo mismo que le pasa a la uva cuando pasa a ser una pasa. La cara del zombie se parece justamente a una pasa. Decimos que el zombie se pasifica.

2ª fase: Acartonamiento

Si el zombie sigue perdiendo agua la piel se acartona y se agrieta. Al moverse la piel produce un ligero murmullo de roce, resultado de la piel al estirarse de nuevo. Es difícil hacer emboscadas si cada movimiento tuyo te delata. Una vez perdida más agua la desecación alcanza los músculos. Los músculos se hacen mucho más pequeños y se endurecen. Como un bistec al pasarlo demasiado tiempo por la sarten. Se pierde movilidad. Al zombie le cuesta moverse. No puede correr. No puede saltar. Mover un brazo o una pierna produce una series de chasquidos de los tendones secos. Se acartona. Se han dado casos de zombies que no podían abrir la mandíbula de lo acartonados que estaban. Tener hambre y no poder comer es una experiencia desagradable que recomiendo no pasar. Pierde masa muscular. Solo temporalmente, hasta que su cuerpo recupere el agua perdida. Los zombies acartonados tienen un aspecto arrugado y extremadamente delgado consecuencia de los músculos secos.

Pantalones caidos

Al perder una gran cantidad de peso por la deshidratación la ropa que te quedaba bien puede caerse. Los cinturones dejan de apretar. No olvides ponerte un cinturon elástico antes de ser un zombie para evitar este problema. Va a ser dificil cazar con los pantalones bajados.

3ª fase: Jibarización

Zombie jibarizado

Los huesos zombies, con el tiempo, especialmente si la dieta no ha sido rica en huesos o madres lactantes, pierden el calcio. Con el tiempo dejan de ser huesos para ser algo parecido a tendones. Se gelatinizan y pierden consistencia. Con una dieta gravemente insuficiente de calcio los huesos dejan de ser huesos para ser gelatina dura. Estos “huesos” contienen un alta dosis de agua. Al perder el agua disminuyen el tamaño. Un zombie muy expuesto al Sol se jibariza. Se hace pequeñito, enano. En casos extremos, zombies perfectamente adultos han sido reducidos a menos de 50cm.

Masa muscular

4ª fase: aletargamiento

Insolación

Cuando la perdida cde agua es masiva. Cuando ya no queda agua ni en la piel, ni los músculos, ni los huesos, el zombie pierde el agua del cerebro. Literalmente, su cerebro se queda seco. No le produce la “muerte”. No muere. implemente la actividad cerebral simple que gobierna el comportamiento de un zombie deja de existir. No puede moverse no porque los músculos no tengan ninguna flexibilidad (que no la tienen) sino porque su cerebro ya no es capaz de enviar ordenes. Ni mirar. Ni oler. Ni sentir hambre. El zombie está aletargado.

5ª fase: Mojón seco

Si el zombie pierde toda el agua de su cuerpo pierde toda la movilidad. El zombie empieza a parecerse el cadaver de una rana aplastada por un coche . Reseco, no puede moverse ni reaccionar. Ante esta perspectiva la unica esperanza es que con las lluvias el cuerpo se hidrate y vuelva a recuperar el agua perdida.

La lluvia

Florecimiento zombie

Cuando llega la lluvia el cuerpo zombie vuelve a absorver la humedad. Se hidrata. Recupera el agua en sus tendones, músculos y piel. Incluso el cerebro recupera líquido si se ha secado. Recupera su forma y su tamaño. Es una bonita escena el ver un campo de zombies disecados volver a florecer y levantarse con las primeras lluvias otoñales. El despertar de un largo letargo para volver a estar listo para la caza.

Usa protector solar

Protector solar

Ponte ropas que te cubran todo el cuerpo y que no transpiren. Si transpira el agua sale del cuerpo. La ida es no dejar escapar ningún líquido de tu cuerpo. La ropa que transpira ayuda a la sudoracion de los humanos. Los humanos se lo ponen porque no quieren que su ropa tenga manchas de sudor y no quieren apestar. No es el caso de los zombies. Los zombies no se preocupan por la estética. Ropas de spandex son ideales para retener el agua, además de darte un aspecto impresionante. Desgraciadamente el zombie si neceista del olor corporal para comunicarse con la horda. Los zombies vestidos de spandex suelen actuar en solitario por su incapacidad de comunicarse.

Spandex

Fango

El barro es tu amigo

Los zombies no se lavan, no se duchan . Asi que con el tiempo acumulan capas y capas de roña en todo su cuerpo. Este roña se mezcla con la viscosidad de la piel zombie. Esta secreción de la piel es el sistema utilizado por los zombies para eliminar las toxinas de su cuerpo. Esta baba captura la suciedad del ambiente y se endurece al secarse. Además al contener materia grasa y oleosa es impermeable. La piel zombie adquiere con el tiempo una proteccion contra las inclemencias del tiempo, sea tanto la lluvia como el Sol.

Refrescos

Helado cerebro

No olvides refrescaste a menudo con un delicioso helado de cerebro.

En caso de haber sido jibarizado recupera tu tamaño con un batido de huesos. Esos femures son realmente deliciosos.

Batido huesos